Vuestras preguntas

En relación con los viajes y/o peregrinaciones, siempre teneis algunas preguntas clave. En esta página pondré un máximo de diez preguntas que reciba, que sean de interés general y trataré de darles  respuesta de la forma más correcta posible.

  • PREGUNTA NUMERO 1 ¿Cual es la diferencia entre un viaje y una peregrinación?

Muchas veces se me ha hecho esta pregunta.

Si nos ajustamos a las definiciones de la Real Academia, la definición de PEREGRINACION es por este orden.

1 – Viaje por tierras extrañas.

2 – Viaje a un santuario, hecho por devoción.

3 – Figuradamente. La vida humana.

Personalmente pienso que la definición más exacta a la pregunta seria la que sigue:

Una PEREGRINACION es el viaje a un santuario o lugar sagrado con importantes connotaciones religiosas. Es, también, un viaje efectuado por un creyente (o grupo de creyentes) hacia un lugar de devoción o un lugar considerado como sagrado según la religión de cada uno.

Es famosa mundialmente la peregrinación, o Hajj, de los fieles musulmanes a La Meca, la de los fieles católicos a Santiago de Compostela, o la de los observantes judíos a Jerusalén, durante las tres festividades de Pésaj, Shavuot y Sucot. La peregrinación se puede realizar por mera profesión de fe o como método para expiar algún pecado según la religión practicada, e incluso como agradecimiento por peticiones concedidas a la figura religiosa pertinente.

También es peregrinación visitar una capilla o lugar que custodie reliquias sagradas. La Biblia habla del peregrinar en el Salmo 122 (121):

La última visita de Jesús a Jerusalén, siendo observante de la ley judía, fue como peregrino durante la fiesta de Pésaj.

Juan Pablo II, que fue un gran peregrino, a este respecto hizo una gran definición, cuando se expreso con esta frase: “

“Los turistas pasan rápidamente a través de los lugares, pero los lugares pasan lentamente a través de los peregrinos, transformándolos para siempre”

A través de los años, he acompañado muchos viajes. Unos culturales, otros de profesionales a ferias, deportivos…, la diferencia es notoria. Desde la propia organización técnica la diferencia entre un viaje y una peregrinación es tan importante, que diriamos es la base del programa, visitas, horarios, etc. Yo, que soy “una pinche cristiana” diría que una peregrinación, es el viaje que se siente y se queda gravado en el corazón.

Espero haberos contestado ampliamente a la pregunta.

  • PREGUNTA NUMERO 2 :¿Cuándo hay en el mercado dos viajes al mismo destino, ofertados por distintas organizaciones, qué hemos de valorar, qué criterios hay que seguir, para elegir correctamente? Un caso frecuente es Tierra Santa.

Buena pregunta. Peregrinaciones a Tierra Santa en el mercado, organizados por unos u otros, hay muchos. La calidad, conlleva un buen programa que te haga sentir realmente, poder apreciar los lugares tan importantes que se visitan y sobretodo seleccionar esos lugares. Recuerden que ver muchas cosas, sin sentirlas en el corazón, les hace turistas. Los peregrinos son esos viajeros que se llevan los lugares en el corazón. Palabras de Juan Pablo II).

Si entramos en internet, veremos que hay viajes organizados por los Padres XX, el Obispado XX, la Parroquia XX, muchisimos. Hay itinerarios con erratas increibles, que evidentemente denotan que los Padres XX, el Obispado XX ó la Parroquia XX, no se han molestado ni en leerlo.

Hará poco se ofertó un viaje avalado por los PP. XX, donde se visitaba el Huerto de los Olivos y el Getsemaní, cuando son el mismo lugar, pero el programa los situaba en distinto ubicación. Se supone que el itinerario era católico y a continuación del anterior error, les llevaban a visitar la Tumba de la Virgen (sin explicación al respecto). Para los católicos la Virgen subío a los Cielos y asi lo celebramos el 15 de Agosto, por lo que no hay Tumba (si existe en otras religiones).

Cuando comparen un viaje, eliminen la “paja” de la literatura y quedense con lo que realmente incluye, que generalmente está puesto de forma más escueta.

Para ustedes viajeros ó peregrinos lo importante no es ver muchas cosas “a todo correr”. Hay programas que son como un “rallye”. El tiempo que se está en los lugares es importante, pero mucho más importante que el precio, (puesto que éste siempre va en función de lo que se recibe) es ver, como es la forma de viajar, servicios alimenticios que incluye, calidad de los guías en destino y si el grupo va acompañado de personal técnico cualificado.

Un traje no es bueno, porque se haya comprado en una determinada tienda. Es bueno por la calidad de la tela y por la calidad del sastre.  Igual descripción es para un viaje. No es bueno porque lo organicen los PP XX, el Obispado XX ó la Parroquia XX., sino porque en su organización tecnica se han tenido en cuenta los elementos necesarios (horarios, puntos que se visitan, calidad autocares, conductores y guías en destino, etc.) para hacer que el tanto por ciento de garantía de que todo sale bien, sea alto. Mejor dicho altísimo. Les recuerdo que el azar, siempre está a la vuelta de la esquina y son circunstancias que únicamente se pueden dominar con un alto grado de profesionalidad por parte de los guías y personal técnico.

Generalmente un programa de calidad, en un noventa y nueve por ciento tiene el precio adecuado. Las ofertas, los cambios continuos de precios, ó itinerario,  etc. a mi me harian dudar de la calidad. Si existe diferencia de precio entre un programa ú otro, es importante buscar donde está diferencia.

Una buena organización técnica informará desde el principio con exactitud, es ahí donde ustedes deben establecer un criterio. Un viaje es algo que ustedes no “tocan”, son sus sueños de conocer algo nuevo, disfrutar, sentir… Una buena organización técnica debe desde el principio hacerles disfrutar con lo que luego van a sentir en el viaje.

Deja un comentario

Tu dirección de correo electrónico no será publicada. Los campos obligatorios están marcados con *

ocho + diez =